Buscar
  • José María Zamoro

La historia de Carmelo (y IV)

Actualizado: feb 18

./..(Sigue) Carmelo continúa. Déjenme que les diga porqué creo que lo hicimos tan bien el año pasado. Primero, Arturo y su equipo de I+D lanzaron los productos adecuados, tal y como predijo Raquel, de Investigación de Mercados, que los clientes nos iban a demandar. El equipo de Marketing de Pedro los empaquetó y posicionó perfectamente, lo que permitió que Federico y su red de Ventas pudieran hacer un trabajo extraordinario incrementando en un 25% nuestra de cuota de mercado. Carmelo ve que los cuatro nombrados están sonriendo.


Puede que no esté tan loco piensa Chema, sonriendo también. Los demás siguen ensimismados.


Esas son las buenas noticias -continúa Carmelo, ya más relajado-. Vamos ahora con…, bueno,… las otras buenas noticias. Como dije, hay tres cosas que podemos hacer todavía mejor, con las que podemos llegar a los 11 millones de beneficio.


Carmelo se acerca al rotafolios y, con un rotulador grueso, completa la frase PLAZO de COBRO utilizando la letra C de COV.


Los días de retraso en el cobro de las facturas son una forma evidente de perder dinero. En ocasiones esperamos más de 180 días para cobrar lo que nos merecemos por nuestros excelentes productos. ¿Cómo nos sentiríamos si tuviésemos que esperar seis meses para cobrar nuestras nóminas?


Sé que es complicado para los que estáis en Ventas, Federico, pero si somos capaces de recortar ese plazo, digamos a 90 días y, Adrián, si pudiéramos emitir las facturas sólo una semana antes…. y, Jaime, si tu gente pudiera perseguir más a los clientes que se retrasan en los pagos, entonces nuestro querido Luis Alonso, de Tesorería, podría conseguir 500.000 Euros más. Carmelo toma unas cuantas monedas de chocolate de la ensaladera de FACTURACION y las pasa a la de BENEFICIO NETO.


Hablemos ahora de la O de MATERIAL de OFICINA -dice Carmelo mientras escribe el resto del título en el flipchart-. Es asombroso cuánto desperdiciamos. Mi equipo ha elaborado una lista con las variedades que compramos de cada referencia y hay una gran cantidad de duplicidades y malas compras. Dejad que os ponga un ejemplo –Carmelo saca un CD de su chaqueta y lo sostiene en alto-: si usásemos esta marca en lugar de otras que compramos habitualmente, ahorraríamos un 30%. Misma calidad, diferente precio.


Carmelo bebe un sorbo de agua y coge del interior del atril un paquete de sobres.


¿Sabéis una cosa? En la actualidad utilizamos sobres más caros que los que usan en Rolex, la marca de relojes de lujo. Es como tirar el dinero por la ventana.


Carmelo avanza por el pasillo central mientras va lanzando los sobres entre los asistentes. Al abrirlos, la gente empieza a reírse al descubrir en su interior monedas de chocolate y una hoja con el lema STOP al COV.


En total, -grita Carmelo sobre el tumulto originado- podríamos ahorrar 200.000 € más.


A medida que recupera la atención del auditorio, toma más chocolatinas para pasarlas de una ensaladera a otra.


Por último, -anuncia con dramatismo- ¡Gastos de Viaje!. Carmelo escribe GASTOS de VIAJE en la última línea del flipchart.


Ya sé que todos nos merecemos este viaje a Creta y no cuestiono este tipo de gasto. Me refiero a los que cada uno de nosotros hacemos de forma permanente en nuestro trabajo, generando una inmensa factura de gastos. ¿Cuántas veces alargamos el viaje con una noche más de hotel, cuando podríamos evitarlo?, o ¿cuándo fue la última vez que dejamos de usar el tren para un viaje que debería haber durado una hora en avión y luego, en realidad, duró cinco horas?. Mientras lo dice, Carmelo saca una tarjeta de embarque de su bolsillo y la muestra al auditorio.


Pensad en la de trabajo que se puede adelantar en el tren, con cierta comodidad y relax. Alberto, Pepe, María … estoy seguro de que apreciaríais esas horas de tranquilidad. Una encuesta reciente demuestra que los ejecutivos ingleses prefieren cada vez más usar el tren, aunque las compañías aéreas inglesas tienen fama de ser muy fiables –lo dice con retintín, mientras señala el logo de su tarjeta y mucha gente sonríe al conocer el episodio de Carmelo con su maleta-. Si conseguimos reducir los viajes y rebajar nuestros gastos de desplazamiento en un 10% conseguiremos, seguro que ya lo sabéis, lo que nos falta para alcanzar los 11 millones de beneficio. Más monedas cambian de ensaladera.


Damas y caballeros, esos once millones nos están esperando, si somos capaces de cumplir con la regla de STOP al COV a base de reducir los retrasos en los cobros, racionalizar las compras del material de oficina y rebajar nuestros gastos de viaje. En los próximos días recibiréis un cuadernillo basado en esta presentación, que voy a titular 10 Maneras de Ahorrar, ya que aquí sólo hemos analizado las tres básicas.


Ahora voy a cederle la palabra a Alfonso Reiz, que seguro nos explicará cómo seguir aumentando la cifra. Les pido disculpas por darles diez minutos más para tomar café, pero esto es todo lo que quería decirles. Muchas gracias.


Todavía nervioso, Carmelo se acerca a la primera fila de sillas y entrega la ensaladera a Alfonso, mientras los asistentes irrumpen en un gran aplauso.


El presidente se acerca a Carmelo. Carmelo, -dice el presidente- excelente trabajo. No sabía que tuvieras ese don para hablar en público. ¡La mejor presentación en muchos años! ¡Genial! Vente a tomar un café y me cuentas con más detalle esas medidas que has mencionado.


Gracias a Dios, el ordenador y las transparencias están aún en Singapur.

16 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo