Buscar
  • Pilar Lacasa

Inteligencia y valores

Actualizado: feb 19

El 18 de octubre Howard Gardner fue galardonado con el Premio Principe de Asturias de Ciencias Sociales. En un acto, celebrado en Avilés, Punset hizo de anfitrión en la presentación pública del psicólogo estadounidense.


Howard Gardner formuló, a finales de los años 80 su teoría de las inteligencias múltiples. Sostiene que no existe una inteligencia única, sino que cada individuo posee al menos ocho habilidades cognoscitivas: inteligencia lingüística, lógico-matemática, cinético-corporal, musical, espacial, naturalista, interpersonal e intrapersonal.


En su charla con Eduard Punset, Gardner destaca la necesidad de una educación personalizada que identifique las capacidades y forme individuos responsables. Uno de los mensajes destacados del encuentro fue la idea de que la inteligencia no es moral. «La inteligencia puede emplearse con fines negativos: Goethe y Goebbels eran muy destacados en su habilidad lingüística. No es suficiente con tener inteligencia».


Otra de las reflexiones que más me ha llamado la atención del coloquio es la experiencia de Gardner al convertirse en padre: «Cuando fui padre descubrí dos cosas: la primera, que los niños nunca escuchan lo que dices pero se fijan en lo que haces; la segunda, que nada de lo que se dice en la mesa a la hora de la cena se les olvidará nunca».


Con esta afirmación, Gardner presenta el ejemplo y el reconocimiento público de los errores como la mejor forma de enseñanza. Algo que tiene una aplicación directa en nuestro modelo educativo, no sólo de niños sino también de adultos. De ahí la importancia del aprendizaje experiencial.

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo