Buscar
  • José María Zamoro

Comunicación y dirección

Actualizado: feb 18


Cualquier líder sabe que gran parte de su éxito radica en su capacidad para transmitir bien su mensaje, lo que incluye tanto aspectos referidos al fondo –lo que se dice- como a la forma –el cómo lo dice-, materias ambas del campo de la comunicación.


Será por esto que los debates de las campañas electorales se analizan con minuciosidad insospechada, tanto en su componente verbal: lo que dijeron y no dijeron los candidatos, como en su componente no verbal: la postura de ambos, si movieron o no movieron papeles, los microgestos de sus caras,…


Dada la relevancia del marketing político en las campañas electorales, parece acertado asumir que las habilidades de comunicación de un líder resultan un elemento primordial a la hora de conseguir el voto de los ciudadanos, pero ¿podemos extrapolar esta afirmación, sin más, al campo de la empresa? ¿Por qué es importante la comunicación en un directivo si él no se presenta a unas elecciones?

La comunicación oral y la habilidad para hacer presentaciones son las que más influyen en el éxito a largo plazo de un directivo

Hace algunos años, el Graduate Management Admission Council (GMAC), una asociación que agrupa a las principales escuelas de negocio en todo el mundo, realizó una encuesta entre los alumnos y responsables de selección de diferentes empresas en la que se les pedía que clasificasen una serie de conocimientos y habilidades, según considerasen que influían en el éxito a largo plazo de un directivo. Las opciones abarcaban un gran número de materias entre las que se encontraban el análisis sectorial, los conocimientos financieros o de negocio internacional, junto con habilidades tales como el liderazgo, la creación de equipos o la capacidad para gestionar cambios.


Para sorpresa de muchos, la comunicación oral y, específicamente, la habilidad para hacer presentaciones fue señalada en los dos primeros lugares, tanto por los alumnos como por los responsables de selección de las empresas. Curiosamente, ambos colectivos coincidían en las dos primeras posiciones, permutando la capacidad de liderazgo -que era señalada en primera posición en opinión de los seleccionadores, mientras que los alumnos la colocaban en segundo lugar- y las de comunicación oral, que ocupaba el primer lugar para los alumnos y el segundo para los responsables de selección.


El resto de conocimientos, habilidades y características personales, hasta un total de 19, aparecían a cierta distancia de las dos anteriores, llamando la atención que la gestión financiera y el entendimiento del entorno socio económico, aparecieran en las posiciones 13 a 16, según la opinión de cada uno de los dos colectivos.


Estos datos refuerzan la idea de que las habilidades de comunicación también son un elemento primordial para el desempeño de la función directiva, pero seguimos sin contestar a la pregunta inicial: ¿y por qué?

La comunicación es el elemento fundamental a la hora de coordinar unidades e individuos

Partiendo de que la razón de ser de la función directiva se debe a la creciente necesidad de coordinación de la estructura organizativa, que va siendo mayor a medida que ésta crece y se hace más compleja, es lógico pensar que cualquier responsable del funcionamiento de la organización -sea del todo para los directivos de más alto nivel o de parte, para los responsables funcionales-, debe dominar las habilidades de comunicación, que es el elemento fundamental a la hora de coordinar unidades e individuos.


Dejando al margen otras muchas razones de tipo puramente estético que también podrían ser invocadas (el líder nos representa a todos y, por eso, siempre debe “quedar bien”), aquí se ponen de manifiesto las de carácter operativo que relacionan la comunicación con la política de empresa.


La capacidad del líder para elaborar y transmitir una visión –la estrategia-, el diseño y la coordinación de la estructura y el desarrollo de las personas –los procedimientos de avance– son tareas que precisan de buenas dotes de comunicación. Y estos sí que son factores de éxito a largo plazo, para el directivo y para la empresa.


¿Podemos ayudarte?

4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

©2020 por Teneo Consulting. Creada con Wix.com